Barcelona, 7 ottobre 2017 - ¿Meri Pita Cardenas, Secretaría de Plurinacionalidad y Diversidad Territorial y diputata de Podemos, es posible encontrar una solución a la mediación en la crisis catalana? ¿Es verdad que Podemos está trabajando activamente en esto? 

En democracia no solo es posible, es imprescindible el dialogo y la negociación, la democracia es eso, la gestión del disenso. La inmensa mayoría de la ciudadanía española quiere una solución dialogada. Podemos siempre ha defendido soluciones democráticas porque la demanda, de más del 80% de la ciudadanía catalana, es de más democracia. Vistos los acontecimientos del pasado domingo y ante el enrocamiento de la situación y de las partes, hemos propuesto hacer uso de la mediación. Es decir que ambos gobiernos, el español y el catalán, designen a una persona o personas que medien y pueda llegarse a ese diálogo y negociación que dé solución política a este conflicto. Es la única vía legítima en democracia. Y Podemos pondrá todo su empeño y todo su esfuerzo para que así sea.

¿Debe ser el mediador español o internacional? Se il mediador deve ser espanol, es más probable que un mediador político español con experiencia internacional como Javier Solana o un representante eclesiástico?

No nos corresponde, ni sería bueno, que nosotros designáramos al mediador. Deben ser las partes las que se pongan de acuerdo para la designación y aceptación del mismo.

¿Está usted de acuerdo con la petición de independencia formulada por la Generalitat de Catalunya? ¿El pueblo de Catalunya quiere realmente independencia o más autonomía?

No compartimos la consulta unilateral del referéndum convocado por el Govern de Catalunya, que fue, eso sí, una masiva manifestación del pueblo de Catalunya en su deseo democrático de ser consultado y no nos corresponde a nosotras contestar si es independencia o más autonomía. Eso lo tienen que decidir los ciudadanos y ciudadanas de Catalunya. El deseo de Podemos es que Catalunya siga siendo un pueblo hermano dentro del país de países que es España.

¿Tienen los catalanes el derecho a la autodeterminación a través de un referéndum aceptado por todas las partes implicadas, como el referéndum escocés?

Precisamente, hemos defendido que la solución a este conflicto es un referéndum pactado.

¿Dónde fracasó el gobierno de Rajoy? Y si aplica el artículo 155 de la orden aduanera, ¿se equivoca?

El 18 de junio de 2006 el pueblo de Catalunya refrendó su nuevo Estatuto de Autonomía. El Partido Popular, haciendo oídos sordos a lo que el pueblo catalán y sus instituciones refrendaron, presentó un recurso de inconstitucionalidad, recurso que fue finalmente aceptado, suspendiéndose así el Estatuto. Desde entonces el pueblo de Catalunya se ha ido movilizando en defensa de su derecho a decidir. El propio Partido Popular reconoce en la intimidad que se equivocó entonces, y se equivocará nuevamente si, a través del gobierno que ostenta, aplica el art. 155 de la Constitución. Sería sin duda un error histórico.

Sin duda, el Rey ha elegido la posición del gobierno, tomando partido. ¿Podría haber hecho otra cosa para defender la unidad de España?

El discurso de Felipe VI, como Jefe del Estado, apoyando las políticas del gobierno de Rajoy en Catalunya, sin hacer mención ni al diálogo ni a la concordia, lo ha convertido en parte del problema. Cuánto más difícil fuera la situación, más debió acentuar la neutralidad que conllevan sus responsabilidades como Jefe del Estado. Con su partidaria intervención dejó fuera a millones de ciudadanos y ciudadanas de este país, que no piensan como el Partido Popular y, sobre todo, a la inmensa mayoría del pueblo catalán.